¡Ya es primavera!. Cuidemos el jardín del colegio.

Toda la naturaleza se prepara ante el buen tiempo para llenarse de nuevo de vida. ¡Es la Primavera!

Primero vimos crecer las amarillas mimosas, después los ciruelos y almendros con sus delicadas flores blancas y rosadas. Algunos árboles ya empiezan a echar brotes y pronto las hojas verdes, antes de que nos demos cuenta, llenarán nuestras calles y jardines. 

También sucede en nuestro entorno cotidiano, el jardín del colegio, donde los árboles de hoja caduca vuelven a vestirse y la hierba tiene ganas de crecer con más fuerza.

Es un momento ideal para volver a contemplar el paso del tiempo y sus efectos, y ayudar a nuestros niños a ser conscientes de que el respeto a la naturaleza vale la pena. Esa pequeña flor que encuentran en un rincón de la calle es un pequeño milagro ante el que admirarse.

Podemos aprovechar para hacernos preguntas que nos ayudan a reflexionar sobre el cuidado de la belleza que nos ofrece ahora la primavera. ¿Qué diferencia hay entre un jardín y un bosque? ¿Cómo podemos dejar que las plantas crezcan mejor? ¿Qué hacen los jardineros? ¿Cuántas especies de plantas diferentes sé reconocer? ¿Qué colores diferentes puedo ver en cada árbol? ¿Cómo han cambiado desde el otoño y el invierno? ¿Qué pasará en verano?

Cada día, podemos enseñar mejor a todos a respetar el jardín y así gozar con su crecimiento y verdor.

Os animamos a transmitir también a los niños este amor por la naturaleza que nos rodea, intentando no pisar el césped y no subir a las ramas (¡tan apetitosas para escalar!) de los árboles del jardín.

Gracias por vuestra ayuda.


Compromiso social
Noticia