La psicomotricidad. Una apuesta de futuro.

¿Por qué es tan importante la psicomotricidad?

El niño/niña progresa en el conocimiento y dominio del propio cuerpo, y  adquiere, progresivamente, seguridad afectiva y emocional formándose una imagen positiva de uno mismo y de los demás. Juega un papel  fundamental en el desarrollo de la personalidad del niño/niña

A través de la psicomotricidad el niño/niña trabaja conceptos relativos al espacio y el tiempo, de una forma lúdica y sin darse cuenta.

Queremos conseguir un dominio progresivo de las destrezas motrices básicas necesarias, coordinación y equilibrio, a la vez que potenciamos el desarrollo de la motricidad fina, manipulación y grafismo, consiguiendo una mejor capacitación de la escritura, la lectura y las  matemáticas, indispensables hoy en día para el éxito académico. 

LL0

A partir de los 4 meses el movimiento vestibular es fundamental para desarrollar el movimiento y el equilibrio, con el balón y la hamaca. El arrastre fomenta la coordinación ojo-mano, capacidad que más tarde será esencial para la escritura y la lectura. Finalmente, el volteo cambia sustancialmente la relación con el espacio y la gravedad y es de vital importancia para el desarrollo psicomotor.

LL1 

A partir del año, el gateo desarrolla la coordinación viso-motriz, decisiva para el aprendizaje futuro de la escritura y la lectura, el tacto, la motricidad fina, la orientación espacial y el desplazamiento del cuerpo. La escalera de braquiación promueve un mayor desarrollo y madurez de los pulmones, lo que significa más oxígeno al cerebro, favoreciendo los aprendizajes y desarrolla la prensión y la pinza. 

LL2

A partir de los 2 años, el patrón cruzado, mediante la escalera de braquiación, desarrolla la coordinación viso -motriz, decisiva para el aprendizaje futuro de la escritura y la lectura. Con la voltereta trabajamos el movimiento vestibular, fundamental para desarrollar el equilibrio, que en estas edades también se trabaja con la barra de equilibrio dura y blanda. 

Trabajamos el volteo a través de la croqueta que favorece el control del cuerpo y de su equilibrio.